entrando en este tema de la segunda guerra mundial con esto de que me e puesto a jugar a MOH pues resulta que escuchando una cancion (que despues c las pongo) relacionado a la segunda guerra en si esta relacionado a la historia de Rudolf Hess.

al ver la letra de la cancion y leerla detalladamente me entro la inquietud de investigar mas sobre Hess y esto fue algo que encontre que la verdad esta interesante.

Nos adentramos en uno de los episodios más misteriosos de toda la II Guerra Mundial, e incluso de todo el siglo XX, una de esas preguntas del millón, al estilo ¿Quién disparo a Kennedy?, un hecho sobre el que se han escrito más de veinte libros de Historia e incluso a dado pie a dos best seller a los que nos referiremos más adelante. Y cual fue el hecho capaz de generar tanta bibliografía y tantas especulaciones. En la noche del 10 de mayo de 1941, en plena guerra y después de una de las noches de bombardeos mas intensos por parte de la aviación alemana sobre Londres, Hess protagonizó uno de los casos más rocambolescos de la Segunda Guerra Mundial, poco tiempo antes de que Alemania pusiera en marcha la Operación Barbarroja e invadiera la Unión Soviética, el lugarteniente del Führer tomó en solitario un Messerchmitt de las Fuerzas Aéreas despegó del aeropuerto privado de la firma Messerschmitt, en Ausburgo a las 17:45 horas del sábado, 10 de mayo de 1941, y cruzó en solitario el Canal de la Mancha en dirección a Gran Bretaña. Alcanzando tierras británicas a las 22:12 y pasando por el punto de encuentro a las 22:50. A las 22:08 fue localizado sobre la costa de Northumberland, los observadores escoceses informaron al mando de la RAF de que un extraño avión había penetrado en el cielo británico por la costa de Northumberland. La reacción fue de incredulidad. El mando aéreo británico no disponía de información sobre la fabricación en Alemania de aviones tan rápidos y de un radio de acción tan amplio. Pese a todo, aun escuadrilla de la RAF, mandaba por el duque de Hamilton salió en búsqueda del aparato. Pero no lo encontró, porque el Me-10 que no daría luego grandes resultados en combate era más rápido que los cazas británicos.
Mientras el duque de Hamilton buscaba el extraño avión, Hess buscaba el palacio del duque. Ironías del destino. Lanzándose al fin en paracaídas, a las 23:07 dejando que el avión se estrellase, Hess toco tierra a solo 19 kilómetros de la propiedad del duque. Pero se dislocó ligeramente el tobillo y se encontró con un campesino escocés, un tal David MacLean, al que le dijo: “Soy un oficial de vuelo alemán llamado Alfred Horn. Estoy solo y voy desarmado”. En un ejemplo increíble de lo que es la flema británica, el escocés lo llevó a su granja, se lo presentó a su mujer, que inmediatamente le preparó una taza de té y le vendó el tobillo. Poco después llegó a la granja un coche de la Home Guard, (una fuerza militar creada por Churchill), y trasladado a la localidad de Busby, no lejos de Glasgow. Donde quedó confinado como prisionero de guerra.
Lee el resto de esta entrada »

Anuncios